sábado, 25 de agosto de 2007

Shodo: El camino de la escritura

Shodo significa, literalmente, “el camino de la escritura”, es la palabra que denomina la caligrafía japonesa, el arte de escribir con letra bella y correctamente formada, según los diferentes estilos. Es la combinación de trazos que dan lugar a caracteres de gran contenido poético, que plasma la personalidad e imaginación del artista que los concibe.

La escritura es una actividad cotidiana convertida en arte, lo que conlleva la implicación personal del calígrafo. Uno debe sentarse con la espalda derecha. El pincel debe ser flexible y el trazo fluido y natural, sin correcciones, confiriendo al shodo el trazo “imperfecto”. Es asociado a otras artes, como Haiku (breves poemas tradicionales).



La caligrafía nace en China y se fecha en 285 d.c. como el momento en que llega a Japón, donde es adoptada a partir de la entrada de los primeros textos budistas; aunque la gramática cambia, los kanjis japoneses y chinos son los mismos, con las diferenciaciones producidas por el paso de los siglos.

Tiene cinco estilos:

Kaisho: de estilo rectangular, con una claridad que facilita la lectura.

Gyosho: de estilo cursivo, se ejecuta a mayor velocidad.

Sosho: estilo “hierba”, leve huella del pincel sobre el papel (sólo los más iniciados son capaces de leerlo).

Tensho: para elaborar sellos con los que firman las obras.

Reisho: estilo de los funcionarios.

1 comentario:

Monsieur Valdemar dijo...

He cortejado un poco la cultura japonesa, y me gustan cosas como la ceremonia del té, el ikebana, el monte fuji, la caligrafía, los templos budistas, el sushi.
Conocí una vez una chica criada por japoneses, tenía rasgos y modales japoneses, dulcisima ella, y profunda en pensamientos, y cuidadosa con el cuerpo y ls inflexiones de la voz. Ya no se donde está, donde habrá quedado. Ojala pueda encontrarla de nuevo algun día.
Flor, me gusta tu blog. Escribe mas seguido.