domingo, 13 de diciembre de 2009

Hope

Hope, palabra que -como muchos sabrán- significa "esperanza" en inglés. No sé ustedes, pero ultimamente estoy cansada, cansada de la gente individualista, soberbia, arrogante, gente que sólo le importan sus propios intereses y que no les importa un comino los demás, de las búsquedas de poder, de la hipocresía, la falsedad, de la gente qué histeriquea, que alardea ante los demás, que minimiza, de aquellas personas que aparentan ser algo que no son sólo para sentirse aceptados para ganarse la confianza de los demás, de aquella gente que se miente a sí misma, de aquella que es meramente egoísta -y así como estos ejemplos, podría dar muchos más-.

(George Frederick Watts - Hope)

Estoy cansada de luchar sola contra la corriente..¿nunca sintieron eso, qué uno lucha solo contra la corriente? ¿qué uno trata de hacer una y otra vez la diferencia y siempre hay una mano negra que arruina todo? pero sé qué no soy la única.., sé qué en algún lado hay gente que también pelea, qué lucha y quiere el cambio y que está dispuesta a hacerlo como sea, desde nuestro pequeño y tal vez insignificante lugar.
¿Nunca sintieron que dan demasiado, sin pedir nada a cambio; que das, das y das y que luego uno sólo recibe puñetazos en la espalda?..no soy de piedra, mi corazón llora también..A fin de cuentas, todos te lastiman- o casi todos-, muchas veces incluso la gente qué más amas. Sólo Dios es la excepción, nadie más.
¿aún queda esperanza? ¿qué piensan ustedes? yo creo qué sí, creo qué estamos en un mundo totalmente despreocupado por todo, pero el cambio se puede; el problema es que muchos no quieren cambiar, prefieren quedarse como están, no les importa o tienen miedo, o puede que también sólo viven mirando hacia el pasado y así nunca podrán superarse y crecer. Esta bien mirar hacia el pasado, pero no vivir mirando todo el tiempo al pasado y convivir con él como si fuera una sombra que nos carcome y atormenta y no poder vivir en paz por culpa de él, no enfrentarlo ni aceptarlo es un error gravísimo.

¿y qué pasa cuando uno sé ve a sí mismo en un espejo y no logra aceptar la imagen a la cual ve? muchas personas no soportan verse tal cual son, se mienten a sí mismos..crean una máscara para sí mismos y hacia los demás. ¿cual es el problema si vemos nuestros errores? ¿acaso todos son perfectos? NO. Al contrario, al darnos cuenta de nuestros errores y en sí de como somos en su totalidad, y si tratamos de revertir eso -no de escondernos, escaparnos de esa realidad ni de crearnos un personaje- estamos creciendo verdaderamente como personas.

Lamento si me fui mucho por las ramas, pero necesitaba escribir esto, estos pensamientos que andan dando vueltas por mi cabeza en estos días, y que podría seguir y seguir hablando del tema; pero en fin, les dejo en esta entrada, uno de los cuadros que más me gustan del pintor y escultor inglés victoriano George Frederick Watts(1817 -1904).
Este sujeto tan genial, es asociado con el movimiento simbólico y forma parte de mi tan ya mencionada hermandad Pre-rafaelista.

Llegó a ser famoso durante su vida debido a sus trabajos alegóricos, como "Love and Life" (Amor y Vida) y "Hope" (Esperanza). Estos cuadros fueron pensados para formar parte de un ciclo épico simbólico llamado "House of Life" (La Casa de la Vida), en la que todas las emociones y aspiraciones de la vida fueron representadas en una lengua simbólica universal.

("hope" detalle)

Watts nació en Marylebone, Londres, en la casa de un humilde fabricante de pianos. Desde muy chico se interesó por las artes, aprendiendo escultura a la edad de 10 años con William Behnes y más tarde, se inscribió como alumno de la Real Academia de Arte a los 18. En 1843, por un dibujo titulado "Caractacus" obtuvo su primer reconocimiento, que participó en una competición de diseño de murales para el Palacio de Westminster. En esta competición ganó nada más ni nada menos que el primer premio, creada para promover pinturas narrativas sobre temas patrióticos, apropiados a la legislatura de la nación.
Me enamore de sus trabajos; se ha convertido en uno de mis favoritos pre-rafaelistas.