miércoles, 7 de diciembre de 2011

Guía turística Bulgakoviana



Debo confesar que soy una gran amante de la literatura rusa. Si bien leer es una de mis grandes pasiones, tengo mayor inclinación por las novelas de este tipo.

En un futuro -espero que no muy lejano- quisiera viajar a Rusia. La verdad, siempre me gusto este país, ya sea por su historia, el diseño gráfico, el arte, la fotografía, el cine o como mencione antes, por su literatura.


Una de mis novelas rusas favoritas es sin lugar a dudas El Maestro y Margarita, novela de Mijaíl Bulgakov a la cual ya le dedique un posteo hace unos cuantos años atrás. -Si quieren leerlo, hagan click en el nombre de la novela que lo enlace-. A lo largo de esta novela aparecen nombres de lugares específicos, ya sean calles, edificios o parques, y siempre me pregunté si en verdad existían. Investigando un poco, descubrí totalmente emocionada que si, eran lugares reales y éstos se los dejo abajo.


Los estanques del Patriarca, barrio tranquilo residencial situado en el corazón de Moscú.

"A la hora de mas calor de una puesta de sol primaveral en "Los estanques del Patriarca" aparecieron dos cuidadanos..." así comienza mi amada novela.


Los estanques del Patriarca (Estanque Patriarshiye) llegó a ser la zona preferida para alojamientos de expatriados y es una zona muy querida por los moscovitas. La zona se llama así por el parquecito urbano con estanque rodeado de edificios residenciales.



Los bancos se llenan a la tarde de muchachos tocando la guitarra y tomando birra. En invierno, el estanque se convierte en una pista de patinaje. Y cerca de ahí, en el Café Margarita continúa la tradición Bulgakov, lugar donde pasan funky, música gitana y jazz.

Jardín Alexander Pushkin

En este banco del Jardín Alexander, los personajes Margarita y Asaselo hablaron por primera vez.

Para entender un poco la ubicación de estos lugares hay que tener en cuenta que Moscu tiene un diseño circular, y en el centro de la ciudad esta ubicado el Kremlin. El Kremlin es la más famosa atracción turística, es un conjunto de edificios cuya variedad arquitectónica evidencia una larga historia. Se encuentra frente al río Moscova en el sur, la Plaza Roja en el este y el Jardín de Alexander en el oeste, estaba en confluencia de los ríos de Moscú y Neglinaya sobre Borovitsky Hill.

El Kremlin está rodeado por una serie de anillos, el primero que lo rodea es el Anillo de los bulevares (Bulvarnoye Koltso) que es el más lindo de la ciudad ya que esta diseñado para que sus calles se extiendan entre bonitos parques con caminos peatonales, bancos de madera y estanques. Éste a su vez está dentro del Anillo de los Jardines(Sadovoye Koltso) cuyas zonas residenciales dentro de la misma son las más codiciadas de Moscu, de las cuales se destacan los barrios los Estanques del Patriarca, Chystye Prudy, Tverskaya y las zonas de Arbat-Kropotkinskaya. Este anillo a su vez, está rodeado por el recientemente abierto Tercer Anillo (Tretye Koltso) para facilitar la conexión de tráfico entre diferentes partes de Moscú. Y por ultimo aparece un anillo exterior que va a lo largo de los límites externos de la ciudad de Moscu.


Casa Griboedov

"El edificio se llamaba "Casa de Griboyédov" porque, según se decía, esta casa perteneció en otros tiempos a una tía del escritor Alexandr Serguéyevich Griboyédov. Si fue o no de su propiedad es algo que no sabemos con certeza. Nos parece recordar que Griboyédov no tuvo ninguna tía propietaria. Pero el caso es que la casa se llamaba así. Y un moscovita bastante embustero llegaba a asegurar que en la sala ovalada y con columnas del segundo piso, el famoso escritor leía a aquella misma tía trozos de La desgracia de tener ingenio, y que la tía le escuchaba reclinándose en un sofá. Y a lo mejor era verdad, pero eso es lo de menos. Lo que importa es que la casa pertenecía precisamente a MASSOLIT, que presidía el pobre Mijaíl Alexándrovich Berlioz antes de su aparición en «Los Estanques del Patriarca».En la actualidad nadie llamaba aquella casa «Casa de Griboyédov», porque los miembros de MASSOLIT se referían a ella como «Griboyédov» simplemente y el término se había hecho popular: «Ayer me pasé dos horas en Griboyédov» «¿Y qué tal?» «He conseguido que me concedan dos meses en Yalta» «¡Qué suerte tienes!» o bien: «Voy a ver a Berlioz, que recibe hoy de cuatro a cinco en Griboyédov», etc., etc. MASSOLIT no podía haberse instalado en Griboyédov mejor y con más confort. Quien visitara Griboyédov por primera vez se encontraba de un modo involuntario con información destinada a los diversos grupos deportivos, así como con las fotografías en grupo o individuales de los miembros que componían MASSOLIT, que cubrían las paredes de la escalera que llevaba al primer piso." (El maestro y Margarita, Capítulo V, p. 69-70)

En la novela este lugar es la sede del sindicato y élite literaria MASSOLIT, la cual era frecuentada por burócratas y aprovechados, corruptos arribistas y sus esposas y amantes, tanto como escépticos y descreídos del espíritu humano, todos estos serán fastidiados por el grupo conformado por Voland (el diablo) y su particular séquito que les causarán las más disparatadas situaciones.



Calle Bolshaya Sadovaya

Famosa Casa №10 (302 BIS) de Bolshaya Sadovaya donde se instaló Voland.


La escalera para subir al piso 50.

Escalera para subir al piso 50, lugar donde actualmente se encuentra el Museo Mijaíl Bulgakov.



Callejón Mansurovsky

"En dos habitaciones del sótano de esta casa vivia el Maestro.."


Casa de Margarita




Calle Taneevs, 12 (Cerca de Sitsev Vrazshek y Arbat).


La casa de Mijaíl Bulgakov

Casa donde nació y creció Bulgakov, ubicada en Kiev y la cual alojó a su personaje Poplavskiy, tío de Berlioz.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

The Danish Poet


Can we trace the chain of events that leads to our own birth? Is our existence just coincidence? Do little things matter?






En uno de mis tantos viajes curiosos por internet, me encontré con el corto de animación titulado The Danish Poet (Den Danske Dikteren) dirigido por Torill Kove y narrado por Liv Ullman, actriz reconocida por sus películas con Ingmar Bergman.

Esta hermosa película realizada en el 2006 es una co-producción de the National Film Board of Canada (NFB) y Mikrofilm AS of Norway, y gano como mejor cortometraje tanto en el Academy Award(2006), como el Genie Awards(2007), además de otros festivales.

Si bien la estética del corto es sencilla, posee su encanto y a éste no sabría precisarlo específicamente ya que para mí puede apreciarse la dulzura, la profundidad y el lirismo en sí que abarca todo el corto, corto que dura tan sólo 14 minutos, 24 segundos, y el cual está dividido en dos geniales partes que no se arrepentirán de ver:



sábado, 26 de noviembre de 2011

SHIMAUTA - 島唄

"Es una canción muy espiritual, que se me ocurrió durante una visita a la isla de Okinawa. Habla de la separación de un hombre y una mujer, pero es una separación que ellos no pudieron controlar, no querían separarse"
(Kazufumi Miyazawa, autor de la canción Shimauta)


Shimauta(canción de la isla) fue compuesta por la banda japonesa The Boom, puede apreciarse en la misma la utilización del sanshin, que es un instrumento tradicional de tres cuerdas de la isla de Okinawa, Japón.

Si bien la canción se editó como un single en Okinawa en 1992, al poco tiempo traspasó las fronteras de la isla, editándose en junio de un año después en todo Japón y convirtiéndose en un verdadero éxito.




Shimauta (canción de la isla) - 島唄

でいごの花が咲き 風を呼び 嵐が来た

でいごが咲き乱れ 風を呼び 嵐が来た
くり返す悲しみは 島渡る波のよう
ウージの森であなたと出会い
ウージの下で千代にさよなら

島唄よ 風に乗り 鳥とともに 海を渡れ
島唄よ 風に乗り 届けておくれ 私の涙

でいごの花も散り さざ波がゆれるだけ
ささやかな幸せは うたかたの波の花
ウージの森で歌った友よ
ウージの下で八千代の別れ

島唄よ 風に乗り 鳥とともに 海を渡れ
島唄よ 風に乗り 届けておくれ 私の愛を

海よ 宇宙よ 神よ いのちよ このまま永遠に夕凪を

島唄よ 風に乗り 鳥とともに 海を渡れ
島唄よ 風に乗り 届けておくれ 私の涙

島唄よ 風に乗り 鳥とともに 海を渡れ
島唄よ 風に乗り 届けておくれ 私の愛を

ラララ・・・・




Shimauta

Deigo no hana ga saki
Kaze wo yobi arashi ga kita
Deigo ga saki midare
Kaze wo yobi arashi ga kita
Kurikaesu kanashimi wa
Shima wataru nami no yoo
Uuji no mori de anata to deai
Uuji no shita de chiyo ni sayonara

Shima uta yo kaze ni nori
Tori to tomo ni umi wo watare
Shima uta yo kaze ni nori
Todokete okure watashi no namida

Deigo no hana mo chiri
Sazanami ga yureru dake
Sasayakana shiawase wa
Uta kata no nami no hana
Uuji no mori de utatta tomo yo
Uuji no shita de hachiyo no wakare

Shima uta yo kaze ni nori
Tori to tomo ni umi wo watare
Shima uta yo kaze ni nori
Todokete okure watashi no ai wo
Umi yo uchuu yo kami yo inochi yo
Kono mama towa ni yuunagi wo

Lara....



Shimauta (traducción)

Cuando la Flor de Deigo
comienza a florecer,
comienza el vendaval.
Cuando está florecida, llega la tormenta.
Entonces atraviesa la isla una gran tempestad y mucha tristeza.
Dentro de un cañaveral te encontré.
Y dentro de un cañaveral
nos dijimos adiós

Canción de la isla, subite al viento junto con los pájaros
y recorre la distancia de los mares para llevar puro este mensaje
y nuestras lágrimas derramadas...

Nuestra pequeña felicidad
de cantarle
a las ondas de la flor de Deigo.
Dentro del cañaveral cantaré
hasta el fin de mi vida.

Pero canto esta canción para que todos la oigan
y sientan que la guerra
y la tempestad
son unas de las cosas tristes
para los que se quedan en esta isla.

Dios Creador, permite llevar puro este mensaje
alrededor del mundo.


sábado, 12 de noviembre de 2011

El ensamble en la Noche de los Museos



Hoy, Sábado 12 de Noviembre nos estaremos presentando con mi ensamble de cuerdas por la Noche de los Museos, en el Museo del Tranvía (José Bonifacio y Emilio Mitre - Caballito, Buenos Aires) a las 20 hs.

Los esperamos!!! :)

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Crónica Musical de los caminos del mundo


El pasado Sábado 1 y Domingo 2 de Octubre, dimos con mi ensamble de cuerdas dirigido por Guillermo Wienke un concierto titulado "Relatos de Viaje: Crónica musical por los caminos del mundo" en el Auditorio del Club Italiano.

A continuación les dejo algunas imágenes y algunos videos.

Una del backstage








Más fotos:








Agradezco a los fotógrafos Christian Labencki, Lucia Gonzalez, Luciana Ferreiro y Darío Ramos por estas -y muchas otras más- increíbles fotografías.


El próximo sábado 12 de Noviembre estaremos tocando por La Noche de los Museos a las 20 hs (puntuales) en el Museo del Tranvía (José Bonifacio y Emilio Mitre, Caballito). Los esperamos!!

domingo, 11 de septiembre de 2011

Le Petit Prince et sa Rose



"J'aurais dû ne pas l'écouter me confia-t-il un jour il ne faut jamais écouter les fleurs. Il faut les regarder et les respirer. La mienne embaumait ma planète, mais je ne savais pas m'en réjouir. Cette histoire de griffes, qui m'avait tellement agacé, eût dû m'attendrir..."Il me confia encore:"Je n'ai alors rien su comprendre ! J'aurais dû la juger sur les actes et non sur les mots. Elle m'embaumait et m'éclairait. Je n'aurais jamais dû m'enfuir! J'aurais dû deviner sa tendresse derrière ses pauvres ruses. Les fleurs sont si contradictoires! Mais j'étais trop jeune pour savoir l'aimer."

Traducción:

-"Yo no debía hacerle caso me confesó un día el principito— nunca hay que hacer caso a las flores, basta con mirarlas y olerlas. Mi flor embalsamaba el planeta, pero yo no sabía gozar con eso…Aquella historia de garra y tigres que tanto me molestó, hubiera debido enternecerme". Y me contó todavía: “¡No supe comprender nada entonces! Debí juzgarla por sus actos y no por sus palabras. ¡La flor perfumaba e iluminaba mi vida y jamás debí huir de allí! ¡No supe adivinar la ternura que ocultaban sus pobres astucias! ¡Son tan contradictorias las flores! Pero yo era demasiado joven para saber amarla".

(fragmento del capítulo VIII de El Principito de Saint-Exupery)



-Vous êtes belles, mais vous êtes vides, leur dit-il encore. On ne peut pas mourir pour vous. Bien sûr, ma rose à moi, un passant ordinaire croirait qu'elle vous ressemble. Mais à elle seule elle est plus importante que vous toutes, puisque c'est elle que j'ai arrosée. Puisque c'est elle que j'ai mise sous globe. Puisque c'est elle que j'ai abritée par le paravent. Puisque c'est elle dont j'ai tué les chenilles (sauf les deux ou trois pour les papillons). Puisque c'est elle que j'ai écoutée se plaindre, ou se vanter, ou même quelquefois se taire. Puisque c'est ma rose.Et il revint vers le renard:
-Adieu, dit-il...
-Adieu, dit le renard. Voici mon secret. Il est très simple: on ne voit bien qu'avec le cœur. L'essentiel est invisible pour les yeux.
-L'essentiel est invisible pour les yeux, répéta le petit prince, afin de se souvenir.
-C'est le temps que tu as perdu pour ta rose qui fait ta rose si importante.

Traducción:

-Ustedes son bellas, pero están vacías. Nadie morirá por ustedes. Por cierto, algún viajero podría creer que mi rosa se les parece; pero ella sola es mucho más importante que todas ustedes juntas, porque yo la he regado, porque ella fue a la que puse bajo un fanal y a la que protegí con un biombo. Y le mate las orugas (salvo dos o tres, por las mariposas), y la escuche quejarse o envanecerse, y hasta quedarse callada. Porque ella es mi rosa.
Y regreso junto al zorro.
-Adiós-le dijo
-Adiós-contestó el zorro-. Mi secreto es algo muy simple: sólo se puede ver con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
-Lo esencial es invisible a los ojos-repitió el principito para recordarse.
-El tiempo que has perdido con tu rosa es lo que la ha hecho importante.

(Fragmento del capítulo XXI de El Principito de Saint-Exupery)


lunes, 5 de septiembre de 2011

Lady Greensleeves

El poeta y pintor prerrafaelista Dante Gabriel Rossetti (1828-1882), forma parte de un grupo de pintores ingleses interesados en la pureza de la pintura medieval italiana del renacimiento temprano, previa a Rafael. A continuación, les dejo dos pinturas suyas de Lady Greensleeves.


Dante Gabriel Rossetti - My Lady Greensleeves


Dante Gabriel Rossetti - My Lady Greensleeves (estudio)

Pero ¿quien era Lady Greensleeves? Greensleeves es una bellísima canción pertenece al repertorio renacentista inglés y su composición se atribuye al Rey Enrique VIII(1491-1547). El Rey Enrique pertenecía a la Casa de los Tudor y era un gran aficionado a la música, tenía muchos instrumentos, era muy virtuoso en la voz, en el laúd y durante los primeros años de su reinado escribió la letra y la música de muchas composiciones.

Un cancionero conocido como Henry VIII’s Book o Henry VIII’s Manuscript contiene treinta y tres composiciones realizadas por el, así como obras de otros compositores de su corte, las cuales están escritas en inglés y en francés. La mayor parte de esta música es vocal y el tono alegre de los textos sugiere que datan de los primeros años de su reinado. Algunas de las canciones parecen haber sido escritas para ocasiones especiales y la mayoria tienen al amor como tema central.



Lady Greenslevees probablemente sea una referencia visual a una mujer que usaba un tipo de vestimenta de tonalidad verdosa, pero según la leyenda fue escrita para Ana Bolena (1501/1507 - 1536), su futura segunda esposa, futura reina de Inglaterra y futura madre de la Reina Isabel I. Ana Bolena -hija más joven de Tomás Bolena, primer conde de Wiltshire- rechazaba incansablemente los intentos de Enrique de seducirla. Es así como ante este rechazo por parte de ella se alude en la canción la parte que dice "cast me off discourteously" ("me repudias descortésmente").

En el repertorio de mi ensamble, tocamos esta canción, lamento no tener ningún audio o video como muestra de cómo nos ha quedado esa canción en su momento.





Ana Bolena en la Torre de Londres, antes de su trágica muerte.

Se cree que esta canción circuló en forma de manuscrito, como tanta otra música de uso social, mucho antes de que fuera impresa. En 1580, se registró una canción en la London Stationer's Company, como "A New Northern Dittye of the Lady Greene Sleeves", pero no se conoce ninguna copia de esa impresión. En la obra conservada "A Handful of Pleasant Delights" de 1584 aparece como "A New Courtly Sonnet of the Lady Green Sleeves. To the new tune of Green sleeves".


La canción tiene muchas versiones diferentes en cuanto a la letra. La primera versión impresa es esta:

Alas my love, ye do me wrong,
to cast me off discourteously:
And I have loved you so long
Delighting in your companie.


Ahora les dejo la misma estrofa en una versión más ligera:

Alas, my love, you do me wrong
To cast me out discourteously,
For I have loved you for so long,
Delighting in your company.


Por otra parte, la letra completa con la gramática actualizada, es la siguiente:

Alas, my love, you do me wrong,
To cast me off discourteously.
For I have loved you well and long,
Delighting in your company.

Greensleeves was all my joy
Greensleeves was my delight,
Greensleeves was my heart of gold,
And who but my lady greensleeves.
Your vows you've broken, like my heart,
Oh, why did you so enrapture me?
Now I remain in a world apart
But my heart remains in captivity.


I have been ready at your hand,
To grant whatever you would crave,
I have both wagered life and land,
Your love and good-will for to have.

If you intend thus to disdain,
It does the more enrapture me,
And even so, I still remain
A lover in captivity.

My men were clothed all in green,
And they did ever wait on thee;
All this was gallant to be seen,
And yet thou wouldst not love me.

Thou couldst desire no earthly thing,
but still thou hadst it readily.
Thy music still to play and sing;
And yet thou wouldst not love me.

Well, I will pray to God on high,
that thou my constancy mayst see,
And that yet once before I die,
Thou wilt vouchsafe to love me.

Ah, Greensleeves, now farewell, adieu,
To God I pray to prosper thee,
For I am still thy lover true,
Come once again and love me.


Letra renacentista:

Alas my loue, ye do me wrong,
to cast me off discurteously:
And I haue loued you so long
Delighting in your companie.

Greensleeues was all my ioy,
Greensleeues was my delight:
Greensleeues was my heart of gold,
And who but Ladie Greensleeues.
I haue been readie at your hand,
to grant what euer you would craue.
I haue both waged life and land,
your loue and good will for to haue.

I bought three kerchers to thy head,
that were wrought fine and gallantly:
I kept thee both boord and bed,
Which cost my purse wel fauouredly.

I bought thee peticotes of the best,
the cloth so fine as might be:
I gaue thee iewels for thy chest,
and all this cost I spent on thee.

Thy smock of silk, both faire and white,
with gold embrodered gorgeously:
Thy peticote of Sendall right:
and thus I bought thee gladly.

Thy girdle of gold so red,
with pearles bedecked sumptuously:
The like no other lasses had,
and yet thou wouldst not loue me,

Thy purse and eke thy gay guilt kniues,
thy pincase gallant to the eie:
No better wore the Burgesse wiues,
and yet thou wouldst not loue me.

Thy crimson stockings all of silk,
with golde all wrought aboue the knee,
Thy pumps as white as was the milk,
and yet thou wouldst not loue me.

Thy gown was of the grossie green,
thy sleeues of Satten hanging by:
Which made thee be our haruest Queen,
and yet thou wouldst not loue me.

Thy garters fringed with the golde,
And siluer aglets hanging by,
Which made thee blithe for to beholde,
And yet thou wouldst not loue me.

My gayest gelding I thee gaue,
To ride where euer liked thee,
No Ladie euer was so braue,
And yet thou wouldst not loue me.

My men were clothed all in green,
And they did euer wait on thee:
Al this was gallant to be seen,
and yet thou wouldst not loue me.

They set thee vp, they took thee downe,
they serued thee with humilitie,
Thy foote might not once touch the ground,
and yet thou wouldst not loue me.

For euerie morning when thou rose,
I sent thee dainties orderly:
To cheare thy stomack from all woes,
and yet thou wouldst not loue me.

Thou couldst desire no earthly thing.
But stil thou hadst it readily:
Thy musicke still to play and sing,
And yet thou wouldst not loue me.

And who did pay for all this geare,
that thou didst spend when pleased thee?
Euen I that am reiected here,
and thou disdainst to loue me.

Wel, I wil pray to God on hie,
that thou my constancie maist see:
And that yet once before I die,
thou wilt vouchsafe to loue me.

Greensleeues now farewel adue,
God I pray to prosper thee:
For I am stil thy louer true,
come once againe and loue me.

Greensleeues was all my ioy,
Greensleeues was my delight:
Greensleeues was my heart of gold,
And who but Ladie Greensleeues.


Les dejo dos versiones en audio diferentes, aunque hay miles en youtube:


Un poquito más moderna:

domingo, 21 de agosto de 2011

Matar a un niño (Stig Dagerman)



Es un día suave y el sol esta oblicuo sobre la llanura. Pronto sonarán las campanas, porque es domingo. Entre dos campos de centeno, dos jóvenes han hallado una senda por la que nunca fueron antes, y en los 3 pueblos de la planicie resplandecen los vidrios de las ventanas. Algunos hombres se afeitan frente a los espejos en las mesas de las cocinas, las mujeres cortan pan para el café, canturreando, y los niños están sentados en el suelo y abrochan sus blusas. Es la mañana feliz de un día desgraciado, porque este día un niño será muerto, en el tercer pueblo, por un hombre feliz. Todavía el niño está sentado en el suelo y abrocha su camisa, y el hombre que se afeita dice que hoy harán un paseo en bote por el riachuelo, y la mujer canturrea y coloca el pan, recién cortado, en un plato azul. Ninguna sombra atraviesa la cocina, y, sin embargo, el hombre que matará al niño está al lado de la bomba de bencina roja, en el primer pueblo. Es un hombre feliz que mira en una cámara, y en el cristal ve un pequeño carro azul, y a su lado a una muchacha que ríe. Mientras la muchacha ríe y el hombre toma la hermosa fotografía, el vendedor de bencina ajusta la tapa del tanque y asegura que tendrán un bonito día. La muchacha se sienta en el carro, y el hombre que matará al niño saca su billetera del bolsillo y comenta que viajarán hasta el mar, y en el mar pedirán prestado un bote y remarán lejos, muy lejos. A través de los vidrios bajados, oye la muchacha, en el asiento delantero, lo que él habla; ella cierra los ojos, ve el mar y al hombre junto a sí en el bote. No es ningún hombre malo, es alegre y feliz, y antes de entrar en el carro se detiene un instante frente al radiador que centellea al sol, y se goza del brillo y del olor de bencina y de ciruelo silvestre. No cae ninguna sombra sobre el carro, y el refulgente parachoques no tiene ninguna abolladura y no está rojo de sangre.Pero, al mismo tiempo que, en el primer pueblo, el hombre cierra la puerta izquierda del carro y tira el botón de arranque, en el tercer pueblo, la mujer abre su alacena, en la cocina, y no encuentra el azúcar. El niño, que ha abrochado su camisa y que ha amarrado los cordones de sus zapatos, está de rodillas en el sofá y contempla el riachuelo que serpentea entre los alisos, y el negro bote que está medio varado sobre el pasto. El hombre que perderá a su hijo está recién afeitado y, en ese momento, pliega el soporte del espejo. En la mesa, las tazas de café, el pan, la crema y las moscas. Sólo el azúcar falta, y la madre ordena a su hijo que corra donde los Larsson y pida prestados algunos terrones. Y mientras el niño abre la puerta, le grita el padre que se dé prisa, porque el bote espera en la ribera. Remarán tan lejos como nunca antes remaron. Cuando el niño corre a través del jardín, en todo momento piensa en el riachuelo y en los peces que saltan, y nadie le susurra que sólo le quedan 8 minutos para vivir y que el bote permanecerá allí donde está todo el día y muchos otros días. No es lejos lo de los Larsson: únicamente cruzar el camino, y mientras el niño corre atravesándolo, el pequeño carro azul entra en el otro pueblo. Es un pueblo pequeño con pequeñas casas rojas, con gente que acaba de despertar, que está en su cocina con las tazas de café levantadas y observan al carro venir por el otro lado del seto con grandes nubes de polvo detrás de sí. Va muy rápido, y el hombre en el carro ve cómo los álamos y los postes de telégrafo, recién alquitranados, pasan como sombras grises. Sopla verano por la ventanilla. Salen velozmente del pueblo. El carro se mantiene seguro en medio del camino. Están solos todavía. Es placentero viajar completamente solos por un liso y ancho camino, y a campo abierto es mucho mejor aún. El hombre es feliz y fuerte, y en el codo derecho siente el cuerpo de su futura mujer. No es ningún hombre malo. Tiene prisa por alcanzar el mar. No sería capaz de matar a una mosca, pero sin embargo, pronto matará a un niño. Mientras avanzan hacía el tercer pueblo, cierra la muchacha otra vez los ojos y juega que no los abrirá hasta que puedan ver el mar, y al compás de los muelles tumbos del carro, sueña en lo terso que estará.¿Por qué la vida está construida con tanta crueldad, que un minuto antes de que un hombre feliz mate a un niño, todavía es feliz y un minuto antes de que una mujer grite de horror, puede cerrar los ojos y soñar en el ancho mar, y durante el último minuto de la vida de un niño pueden sus padres estar sentados en una cocina y esperar el azúcar y hablar sobre los dientes blancos de su hijo y sobre un paseo en bote, y el niño mismo puede cerrar una verja y empezar a atravesar un camino con algunos terrones en la mano derecha envueltos en papel blanco; y durante este último minuto no ver otra cosa que un largo y brillante riachuelo con grandes peces y un ancho bote con callados remos?
Después, todo es demasiado tarde.Después, está un carro azul al sesgo en el camino, y una mujer que grita retira la mano de la boca, y la mano sangra. Después, un hombre abre la puerta de un coche y trata de mantenerse en pie, aunque tiene un abismo de terror dentro de sí. Después hay algunos terrones de azúcar blanca desparramados absurdamente entre la sangre y la arenilla, y un niño yace inmóvil boca abajo, con la cara duramente apretada contra el camino. Después, llegan dos lívidas personas que todavía no han podido beber su café, que salen corriendo desde la verja y ven en el camino un espectáculo que jamás olvidarán.
-Porque no es verdad que el tiempo cure todas las heridas-. El tiempo no cura la herida de un niño muerto y cura muy mal el dolor de una madre que olvidó comprar azúcar y mandó a su hijo a través del camino para pedirla prestada; e igualmente, mal cura la congoja del hombre feliz, que lo mató..Porque el que ha matado a un niño, no va al mar. El que ha matado a un Niño vuelve lentamente a casa en medio del silencio, y junto a sí lleva una mujer muda con la mano vendada; y en todos los pueblos por los que pasan ven que no hay ni una sola persona alegre. Todas las sombras son más oscuras, y cuando se separan todavía es en silencio; y el hombre que ha matado a un niño sabe que este silencio es su enemigo, y que va a tener que necesitar años de su vida para vencerlo, gritando que no fue su culpa. Pero sabe que esto es mentira, y en sus sueños de las noches deseará en cambio tener un solo minuto de su vida pasada para "hacer este solo minuto diferente".
Pero tan cruel es la vida para el que ha matado a un niño, que después todo es demasiado tarde.”

Matar a un niño de Stig Dagerman.

miércoles, 17 de agosto de 2011

El ensamble en concierto



En el mes de Octubre presentaremos "Relatos de viaje: crónica musical de los caminos del mundo" con mi ensamble dirigido por Guillermo Wienke (mi profesor), en el Auditorio del Club Italiano (Av. Rivadavia 4731, Caballito, Buenos Aires).

Primera Función (Sábado 1 de Octubre 21.30hs). A pedido del público se agregó una Segunda Función para el Domingo 2 de Octubre a las 16hs.


(Entradas en venta. Si están interesados, háganme saber! Reserven con tiempo porque se agotan!!)

viernes, 29 de abril de 2011

Dibujo que me dibuja

Buscándolo una y otra vez para atormentarme y perderme. Me traicione (ciegamente), como quien no quiere la cosa, para no aceptar la nueva imagen de su espejo. Romper una vieja promesa hecha a mi misma, de no volver a dibujar nunca más a alguien que quisiera, a alguien que cambiara mi mundo. Necesidad y necedad.. lo dibuje, entre angustia y nostalgia, entre sonrisas y lágrimas..una lágrima que cae, cataratas de libertad.


Con cada trazo de mi lápiz lo llamaba, invocando su nombre, zizageando entre recuerdos difusos, vagos..y otros fuertes, recuerdos que jamás olvidaré, que permanecerán siempre en mi memoria, aquello que no debo perder, que no voy a perder.

Pero algo es claro, jamás olvidaría su rostro, podría reconocerlo entre miles y miles de otros rostros, podría diferenciarlo entre millares de personas, es único y especial para mi.

Aún así, a medida que mis trazos iban completándolo, la imagen se hacia cada vez más real ante mis ojos, asustándome, destruyéndome.

Su dulce voz, aquello que deseaba oír con desesperación, volver a hablar con él me parecía lejano e imposible...imposible volver a esas viejas charlas largas e interminables.

Cayó como un fantasma en el medio de la noche, como observador buscando una sonrisa negada y una mano en la cual aferrarse con fuerza y sostenerse. Pero entre esa inmensa multitud sólo yo pude verlo, sólo yo logre verlo y brindarle mi amistad.

Tal vez sea la causa de no poder dibujar nada desde hace meses..pero fue lo último que mi mano comunicó.


-Su mensaje nunca fue percibido, ya que el inventor destruyo su obra, su bellísima creación.. Ignorada por los ojos del mundo, desconocida y por eso mismo no podrá ser considerada arte.





Nota: Esto lo escribí hace mucho pero nunca lo publique por diversos motivos: primero, es muy personal; segundo, nunca me gustó, me falto seguir la idea y decidí descartarlo del blog. Le agregaré un tercer motivo, es bastante melodramático. Por desgracia no escribo bien, pero si es buen dibujante el genial Escher, responsable de la imagen causante del nombre de la entrada(Drawing Hands, 1948) y merecedor de una futura entrada en este blog.