viernes, 29 de abril de 2011

Dibujo que me dibuja

Buscándolo una y otra vez para atormentarme y perderme. Me traicione (ciegamente), como quien no quiere la cosa, para no aceptar la nueva imagen de su espejo. Romper una vieja promesa hecha a mi misma, de no volver a dibujar nunca más a alguien que quisiera, a alguien que cambiara mi mundo. Necesidad y necedad.. lo dibuje, entre angustia y nostalgia, entre sonrisas y lágrimas..una lágrima que cae, cataratas de libertad.


Con cada trazo de mi lápiz lo llamaba, invocando su nombre, zizageando entre recuerdos difusos, vagos..y otros fuertes, recuerdos que jamás olvidaré, que permanecerán siempre en mi memoria, aquello que no debo perder, que no voy a perder.

Pero algo es claro, jamás olvidaría su rostro, podría reconocerlo entre miles y miles de otros rostros, podría diferenciarlo entre millares de personas, es único y especial para mi.

Aún así, a medida que mis trazos iban completándolo, la imagen se hacia cada vez más real ante mis ojos, asustándome, destruyéndome.

Su dulce voz, aquello que deseaba oír con desesperación, volver a hablar con él me parecía lejano e imposible...imposible volver a esas viejas charlas largas e interminables.

Cayó como un fantasma en el medio de la noche, como observador buscando una sonrisa negada y una mano en la cual aferrarse con fuerza y sostenerse. Pero entre esa inmensa multitud sólo yo pude verlo, sólo yo logre verlo y brindarle mi amistad.

Tal vez sea la causa de no poder dibujar nada desde hace meses..pero fue lo último que mi mano comunicó.


-Su mensaje nunca fue percibido, ya que el inventor destruyo su obra, su bellísima creación.. Ignorada por los ojos del mundo, desconocida y por eso mismo no podrá ser considerada arte.





Nota: Esto lo escribí hace mucho pero nunca lo publique por diversos motivos: primero, es muy personal; segundo, nunca me gustó, me falto seguir la idea y decidí descartarlo del blog. Le agregaré un tercer motivo, es bastante melodramático. Por desgracia no escribo bien, pero si es buen dibujante el genial Escher, responsable de la imagen causante del nombre de la entrada(Drawing Hands, 1948) y merecedor de una futura entrada en este blog.

4 comentarios:

Federico Gustavo Rivarola dijo...

Gran error decir que por dos motivos, ya que el primer motivo, el de motivos personales, implica varios motivos ;)
Ja.


Anyways, la verdad que escribis excelente. Esa modestia que tenes es al pedo: tu escritura es muy buena, acaso tenes el pleno derecho de felicitarte a vos misma por ese logro.

Hernan dijo...

De verdad, no tenes que excusarte por tu estilo de escritura. Es profunda, intimista, pero muy emotiva. Y esas son unas de las pocas cualidades que ahora nombre. Este estilo (o como quieras llamarlo) es lo que lo hace tan especial, porque quien te conoce (al menos, un poco mas que "un poco") sabe, y se hace sentir la emocion y el sentimiento del texto, muestra clara, de tu sensibilidad. Gracias por regalarnos eso a todos tus lectores ^_^

Lo que guarda la memoria, es un tesoro para el corazon, y para el alma...

Ojala algun dia pueda leer la obra terminada, porque repito, la sensibilidad y la emocion, y porque no, esa ternura mexclada con algo de melancolia, hacen de tu estilo algo especial, especial como vos.

Saludos Flor!
Fue un placer de verdad, haberte leido otra vez.

Natalia dijo...

hermoso!!!!

Natalia Manzanarez dijo...

Muy íntimo, muy visceral, muy...no sé. Me gusta, es bueno poder traducir este lenguaje que es la infinidad adentro nuestro. Un gusto y un abrazo de ida y de vuelta...
Nats