viernes, 5 de septiembre de 2014

Buenos Aires se ve tan susceptible



Hay una grieta en mi corazón. Gustavo Cerati marco a tres décadas, era músico, era poesía, era inspiración, era el ejemplo para muchos músicos argentinos. Ayer falleció con 55 años después de 4 años de lucha en coma. El 15 de mayo de 2010 había tenido un accidente cerebrovascular después de un concierto que dio en Venezuela.

Esta mañana, en Buenos Aires, me llevé una sorpresa: los carteles de todas las estaciones de subte lo despedían de este modo con un conmovedor homenaje. Gracias totales Gustavo Cerati, gracias por todo. Gracias por todo Soda Stereo, por Amor Amarillo, por Bocanada, Colores Santos y tus hermosos 11 episodios sinfónicos que siempre van a estar en lo más profundo de mi corazón, toda su música la amo pero esos son los discos que más me marcaron en su carrera. Gracias por sus colaboraciones con Bochatón y tantos otros músicos. Gracias por venir. Nos duele perderte. Te fuiste, pero tu luz no deja de pulsar. 

2 comentarios:

Natalia dijo...

sí, qué tristeza!
pero nos queda su buena música...

Muchas gracias Gustavo!!!

Don Julio dijo...

siempre estará en todes nosotres.
jeje

Te mando un abrazo...Fallen Lids...
cómo es tu nombre en si?
un mail?

siempre vuelvo por tus lugares.